sábado, 13 de noviembre de 2010

azul parís




Si el gordo soriano estuviera por acá, seguro se habría cagado de risa con el comentario. El exilio es jodido, le habría dicho yo en un exceso de confianza. Lo más jodido de exiliarse es estar esperando que alguien no te cague la confianza, como cuando estabas allá, en el exilio interior, imaginaría que me contestaba. Como los gatos.
Los gatos nunca terminan de confiar en uno. Al menos la mayoría.
Es uno quien debe confiar en ellos. 
La  obsesión con los  gatos me viene de que los gatos negros traen mala suerte, ya que  la antigua creencia popular de que todos los gatos negros son brujas metamorfoseadas... eso, lo debería haber escrito hace un siglo el edgar allan poe. Menudo negro el gato negro de poe. ¿Porqué lo habré leído cuando tenía apenas 8 años y era un lector precoz de ese tipo de literatura?Anticipatorio del crímen?
Allá a los gatos se les llama también a las prostitutas, es decir a las putas, debe ser porque andan de noche, pero se masculiniza, o sea que debieran decir gatas, o es que gatos hay también y son los prostitutos...

La pistola que ella guardaba debajo de la almohada era una Tokarev TT34, modificada, posiblemente húngara. Seca. Eficiente. Eficaz.Un arma para matar, no para ser admirada.
¿De qué otra manera se debe describir a un arma?. No sabría precisar si el arma era la Tokarev, o más bien, ella misma. Desnuda, claro está. Un arma  eficaz no necesita ser bella, sino eficiente, eficaz, sin fallas. Un ak 47 pero sin tanto tamaño, como ella, 165 cm y mejores curvas que una 9 mm, una 7 punto 62 peronunca  como una 22.Demasiado diminuta
Impercepitible debajo del  bolsillo interior de su impermeable, estaba la diminuta Browning Cobra de 7 tiros y en la tobillera la clásica Beretta 950 de 5 tiros. Una de las dos no iba a ser descubierta nunca, pensó con satisfacción de principiante.

4.bp.blogspot.com/_nFKSJ5t5L3w/TN7s4lZekRI/AAAAAAAAAdg/Iu4tfUnub_s/s1600/jasminscheffczyk.jpg



Vista así, desnudándose frente a sus ojos a través de la ventana, de noche y en parís, en esa calleja de Tournefort, no parecía peligrosa. ¿Cómo puede ser peligrosa una mujer desnuda y en París, por más que esté en azul? Y en el barrio latino. Siempre había creído, y sobre todo después de Cortazar, que el barrio latino era un lugar enorme poblado por latinos ilustres.

 "El Barrio Latino es una zona del 5° arrodissement de París, en las proximidades de la Universidad de la Sorbona. Debe su nombre a los estudiantes y profesores que hacían sus reuniones allí en latín hasta la revolución francesa y ha sido el ...arrojé el papel a la mierda, sobre todo porque en el dorso estaba escrito su dirección y su teléfono.Su teléfono.

Fue al café Le Chian Perdu, pidió el teléfono, marcó su número y esperó. Ella contestó con voz de Janet Henry.El preguntó si podía pasar a buscar unos documentos.Ella le dijo que sí, pero si estaba cerca que se demorara porque estaba por tomar un baño. El insinuó algo así como secarle la espalda. Ella rio y cortó. El subió sin prisa y en silencio los 37 escalones de la escalera en mal estado. Abrió la puerta sin dificultad, una cerradura en mal estado lo facilitó. La puerta se abrió con un leve chirriar de madera vieja. El entró con la mano presta en el bolsillo interior de su impermeable. Ella estaba de pie en la sala, con su rob de chambre entreabierta, y debajo, abslutamente desnuda. Ella dejó caer la robe y el tragó saliva. Era inmensamente deliciosa, con la luz que en el azul de la lámpara junto al calefactor la iluminaba. Ella movió sus hombros hacia atrás, y la robe se amontonó junto a sus pies. El sacó las manos de los bolsillo del impermeable, abandonó la seguridad de la Browning Cobra y estiró su mano hacia ella sonriendo.
Ella sacó su mano diestra detrás de su cadera, amartilló la pesada Tokarev y disparó un cañonazo que explotó sobre su oreja derecha. Sintió atrás suyo el impacto, el quejido y la sangre encefálica que le rebotaba en la nuca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario